Skip to content

誰かの願いが叶うころ · Cuando alguien hace realidad un sueño

Sábado, 24 enero 2009

No sé si esta entrada va sobre una película, una cantante, una canción o sobre un estado de ánimo. Quería escribir algo sobre 宇多田ヒカル, Utada Hikaru, pero en la red ya hay mucha información así que no sabía cómo hacerlo de forma original. Me conformaré con deciros que es de las escasas intérpretes del denominado J-pop o pop japonés, estilo con el que no acabo de llevarme bien, que consigue emocionarme con sus composiciones. Utada firmó e interpretó hace cuatro años 誰かの願いが叶うころ, Darekano negaiga kanau koro, la canción principal de la película キャシャーン, Casshern.

I’m not sure if this post is about a movie, a singer, a song or a mood slump. I’ve been thinking on a post on Utada Hikaru, but there’s a lot of information in the internet about her, so I was looking for an original point of view. As I didn’t manage to, I’ll just say she is one of the few J-pop stars that makes me feel something with her music. Utada composed and sang four years ago the main theme of the movie Casshern.

La película es un tanto fallida. Los personajes rayan la caricatura y la dirección artística es discutible. Creo que una película de acción real no puede basarse totalmente en las mismas premisas visuales que un anime. No funciona. Pero en Casshern, junto a numerosos excesos, encontramos algunos aspectos apreciables, como alguna velada referencia al tema casi prohibido del imperialismo japonés en Asia. También hay algún momento de enorme belleza y potencia visual, como en la travesía del bosque. Pero sobretodo, si escribo sobre esto en este momento, es por el devastador mensaje con que la canción acompaña el desenlace de la historia. Para que alguien cumpla sus deseos, siempre otros tienen que renunciar y sufrir, especialmente aquellos a los que menos se quisiera dañar.

This was an unsuccessful movie because of exaggerated characters and an immoderate art direction. I can’t cope with trying to make a live action as if it was an anime. I think it can’t work. But in the other hand, this film has its own values, as a slight mention to the Japanese responsibility in its past imperialism in Asia, a topic that isn’t easy to deal with in Japan. It also has some moments of beauty and visual strength, as the passage of the forest. But I’m writing about this mainly because of the moving message that the song and the end of the story tells us. To achieve one’s wishes, somebody else must suffer; especially that one would never meant to hurt.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. José Ignacio permalink
    Sábado, 24 enero 2009 '16:56'

    Tienes razón hay una realidasd que se impone: para dejar en libertad los sueños alguien debe sufrir, casi siempre el más próximo.
    Bella imagen la del libro que pliega los sueños hasta la contratapa. Los instrumentos mudos. La melodía. El tono de voz. El mensaje.
    Hasta pronto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: